Cómo convertirme en miembro de la National Field Archery Society en UK

Cuando hace dos años Angela y yo hicimos el curso de iniciación en Arqueros de Madrid, fueron ellos los que gestionaron nuestra licencia en la Federación Madrileña de Tiro con Arco. Esto nos permitía tirar en clubes en la Comunidad de Madrid. Para ser "aceptados", la solicitud tenía que venir avalada y firmada por un monitor del club e imagino que así fue porque al mes teníamos nuestra tarjeta federativa. En 2015 nos sacamos la licencia federativa nacional ya que las territoriales dejaron de existir y el proceso fue también muy sencillo y gestionado a través del club. En paralelo nos hicimos de la ANAB, vinculada a IFAA, de forma absolutamente trivial.

Ahora me encuentro yendo a Reino Unido con relativa frecuencia y necesito obtener alguna licencia de algún tipo si quiero que siquiera me respondan los correos los clubes a los que envío peticiones para ir un día de visita, ya no digamos un torneo social u oficial. Hasta ahora, con algo de suerte, nos han aceptado en algunos clubes en nuestros viajes, Wye Valley Archery Club (que a día de hoy es un club independiente y tiene sus propias normas), South Wilts Archery Club, que son magníficos anfitriones, Castle Bowmen en Cardiff y Orkney Archery Club en Kirkwall, estos dos últimos no 3D.

Tengo la sensación de que he agotado todas las opciones a juzgar por la poca respuesta de todos los clubes a los que enviado solicitudes para pasarme un día (o con Angela, si estaba en Londres conmigo). Habrá que hacerse de la NFAS.

El problema es que si no eres de la NFAS, no te admiten en un club pero solo alguien de un club (que tenga la cualificación) puede firmarte la solicitud avalando tus capacidades. Esto normalmente se resuelve con cursos de introducción, al final del cual ellos mismos te gestionan el alta. Pero claro, yo no quiero un curso de introducción y sobre todo, no quiero pagarlo, así que estaba en un callejón sin salida.

Hasta hace dos días... cuando por fin conseguí contactar con Company of Sixty y con Debbie Downer, una monitora en el club, que tras exponer mi situación accedió a darme un curso de 2 horas (20 libras) y decidir si me firmaba la solicitud. Si no queda contenta, tendré que seguir yendo en sesiones de 2 horas semana tras semana hasta que considere que me puede autorizar la pertenencia a NFAS. Este club, Company of Sixty es particularmente interesante porque está al suroeste de Londres y en un coche alquilado me llevaría apenas 30 minutos llegar, en transporte público es más complicado pero también factible si estoy dispuesto a darme una caminata de 20 minutos.

Portada de la web del club Company of Sixty

Hablé con Debbie por teléfono y hemos quedado para un primer intento para examinarme el martes 11 de agosto por la tarde. Me hizo un interrogatorio en toda regla a pesar de que me presenté como alguien que llevaba ya tirando dos años en un club 3D de Madrid. ¿Tenía arco propio? Sí, ¿flechas? ¿con tu nombre en ellas? Sí, ¿guante? ¿brazalera? Sí, sí. ¿Has tirado alguna vez en 3D? Sí, prácticamente sólo tiro 3D. ¿En España tenéis alguna asociación nacional parecida a NFAS? Sí ¿eres miembro? Sí, me hice tras un curso de introducción. En este punto, por los comentarios y preguntas me dio la sensación de que aunque hubiera ganado el Campeonato Nacional de 3D en España, eso no le habría impresionado lo más mínimo porque en Reino Unido en tiro con arco no consideran a otros países al mismo nivel de exigencia. Esto es un prejuicio enorme y no está basado en datos. Yo he visto tirar a gente en Reino Unido y algunos tiran bien y otros tirar más bien regular y son todos miembros de la NFAS. No me he llevado en ningún momento la sensación de que en Reino Unido haya un nivel particularmente alto en 3D. Además, si uno ve los resultados en las competiciones internacionales, no son una primera potencia. Esta impresión que tengo no es fruto únicamente de la charla con Debbie, una persona por otro lado encantadora y que se toma muy en serio su trabajo, sino que es por acumulación de comentarios muchas veces incluso bienintencionados como el de Lee de Wye Valley Archery Centre que al verme tirar me dijo que era el primer europeo que veía que tiraba bien, pff...

Quizá sea por la tradición de longbow y la supremacía militar que Inglaterra y sus aliados, en concreto Gales, tuvieron sobre otros ejércitos en la baja Edad Media gracias a sus ejércitos repletos de arqueros (3 a 1 contra soldados). Ese orgullo muy legítimo podría dar lugar a un enfoque ciertamente paleto sobre la realidad a día de hoy. Es como si en España pensáramos que probablemente otros países no sean capaces de construir barcos como los nuestros solo porque hace siglos teníamos la Armada Invencible.

El acceso a NFAS vía Debbie me dará acceso al club Company of the Sixty Archers, un club con 160 miembros que cuando llegue a los 200 dejará de aceptar más inscripciones, en línea con la tradición de "club exclusivo" de este país y esto podría ocurrir en menos de un año. La cuota anual es muy asequible así que incluso aunque no vaya muy a menudo merecerá la pena. El reto será cómo hacer que Angela pueda pasarse algún día sin ser de la NFAS pero teniéndome a mí en el club pero vayamos paso a paso...

¿Qué espero que suceda ese martes 11 en el club con Debbie? Honestamente, que esa sesión de 2 horas le sirva para firmarme sin dudarlo la solicitud para ser de la NFAS y aceptarme en el club. Y también espero que no necesite las 2 horas para tomar la decisión, que con 15 minutos lo vea claro. No quiero tirarme el rollo, pero es que tengo serias dudas de que me vaya a encontrar con una suerte de pruebas como nunca haya visto antes y que pongan a prueba mi técnica. Me imagino que querrá ver que entiendo los elementos del arco y las flechas, como tenerlo bien ajustado, también querrá ver que entiendo cómo alinearme con el blanco, coger bien el arco, abrir, anclar y soltar sin cometer ningún fallo obvio de seguridad como abrir apuntando al cielo y cosas así.

Ubicación del club Company of Sixty

Ya contaré aquí cómo transcurrió el día cuando llegue. Confío en tener buenas noticias y confirmar mi solicitud a NFAS y la admisión al club Company of Sixty que por lo que Debbie me contó parece un club muy agradable, enfocado a longbow y flatbow y con cierta actividad durante todo el año.