El XXVII Campeonato Nacional de 3D, el mejor "no pase a octavos" que pude tener

Visto ahora con perspectiva (aunque ya lo intuí el propio sábado de la competición), fui muy afortunado al sacar muchas cosas positivas de una eliminación.

Ambiente el viernes ya tarde con el piscolabis ofrecido por Arqueros de Madrid

El despertador sonó a las 6.45h y rápidamente el cuerpo se desperezó con la energía propia de los días largamente anticipados. Me aseguré de desayunar relativamente bien y me despedí de Angela con un beso mientras murmuraba en sueños "que vaya bien". Ya en el coche y a pocos kilómetros del club Arqueros de Madrid, el viento que se colaba por las ventanas abiertas del coche venía cargado de un (sorprendente) olor a humedad muy reconfortante. Al llegar al club vi multitud de coches aparcados en el terreno afuera y yo seguí las instrucciones del club para socios y abonados y me metí en el recinto para aparcar en una zona improvisada.

Nada más abrir el maletero y empezar a montar las cosas me di cuenta de que me había dejado la brazalera en casa, exactamente en el mueble de la televisión, donde la noche anterior la había dejado mientras buscada la cera para cuerdas. Fue un golpe psicológico importante, como todo arquero puede imaginarse por la repercusión de la concentración mental en este deporte de técnica y precisión. Afortunadamente, en la mochila también estaba el material de Angela y cogí su brazalera larga y me la puse por primera vez, notando que en general haría su función sin molestar.

Antes de proseguir con la narración os dejo un vídeo de 4 minutos resumen de la víspera y el sábado completo en donde pueden apreciarse las diferentes fases del torneo en su apartado "ambiental" con la participación de 230 arqueros.

Vídeo de ambiente en el XXVII Campeonato de España 3D (viernes y sábado)

Tras pasar la inspección de material me fui a recoger mi sobre con la acreditación, dorsal, tablillas de puntuaciones y bolígrafo y empecé a saludar a multitud de gente. El ambiente era fantástico pero mi máxima preocupación era calentar bien y tirar unas cuantas flechas antes de empezar. Desafortunadamente, había llegado demasiado justo y apenas pude tirar cinco flechas de lo más incómodo antes de que la organización diera por finalizado el periodo de calentamiento. Esto me dejó un poco intranquilo porque básicamente venía a decir que calentaría durante las primeras dianas del recorrido.

En la patrulla que me tocó en el circuito blanco nos juntamos un murciano, un sevillano, un catalán y un madrileño. Para el murciano, Francisco, y para mí era el primer Campeonato Nacional, no así para Pepe, catalán, y José Luis, sevillano, que pronto tuvieron ocasión de mostrar sus tablas y su buen hacer. Como era de esperar, empecé agarrotado, nervioso e inseguro, una combinación letal. El circuito blanco no era particularmente complejo pero la complejidad ya la ponía yo de mi parte al obsesionarme con la suelta. Como en otras ocasiones, mi técnica suscitó las preguntas sobre mi procedencia de tiro olímpico, algo que volví a negar. Mi única formación procede de Arqueros de Madrid, un club exclusivo de 3D pero que cuenta con arqueros de técnica muy depurada que suelen huir de posturas flexionadas, cabezas ladeadas, canteo del arco o snap-shooting. Postura recta, buena apertura con la espalda, anclaje firme y estable y mano relajada hacia atrás.

Tanto José Luis [actualización: ¡quedó tercero!] como Pepe [actualización: quedó 13º] iban sumando sin parar buenas puntuaciones por diana mientras Francisco y yo tratábamos de seguirles como podíamos. Siempre en buen ambiente pero de máxima concentración íbamos explorando el recorrido con dianas bonitas, tiros bien pensados y animales prácticamente nuevos en todos los casos. El calor pegaba con fuerza pero los puestos de aguas y las zonas de sombra nos permitían sobrellevar las altas temperaturas.

En la segunda mitad del recorrido empecé a notarme más suelto y aunque seguía fallando más de lo recomendable, los tiros iban rectos y limpios. La suelta era precisa y relajada. Si fallaba era por una mala elección de altura (de momento sigo sin calcular distancia y no hago gap-shooting) pero las flechas iban siempre derechas a la vertical del corazón así que aun con estos fallos me fui animando y acabé con muy buenas sensaciones. Mi puntuación de 212 era escuálida y me dejaba sin opciones para entrar en octavos. Pepe y José Luis aventuraban que el corte para octavos estaría en los 300 puntos por recorrido y acertaron de pleno cuando durante la pausa para el tentempié se publicaron los resultados y los 16 en cabeza de Longbow masculino superaban los 290 puntos.

¡Ya están las puntuaciones del primer recorrido!

Cuando a las 11.30h del primer día de competición ya sabes que no tiene sentido albergar esperanzas para pasar el corte (tendría que hacer casi 400 puntos en el segundo recorrido, más o menos 70 puntos más que el mejor clasificado hasta el momento), lo importante es centrarse en sacar todo lo positivo de la jornada. Aún me quedaba un recorrido, el rojo, (que se anunciaba más duro que el circuito blanco) y con el buen final del primer recorrido me propuse, ya sin nada en juego, "abandonarme a la técnica" (muy en línea de lo que dice Antonio Cámara "cuando todo está yendo mal, agárrate a la técnica"). La pausa duró como una hora, porque los longbow habíamos sido los más rápidos con diferencia y había que esperar a que todas las demás patrullas del resto de recorridos estuvieran de vuelta. Me tomé el bocadillo de lomo, las dos manzanas y la barrita energética junto con el aquarius que daba la organización y di buena cuenta de algo de fuet que traía de casa y agua, mucha agua (aunque sin pasarse, que luego es peor).

Bonita colección de arcos descansando tras un primer recorrido

Sentado a la sombra

Con las nuevas patrullas basadas en ranking me tocó con otros tres arqueros diferentes. Estábamos todos ya sin opciones, en la parte baja del ranking, así que no había ni pizca de tensión, ambiente perfecto para poder centrarse en hacer un buen recorrido. Y efectivamente, la cosa fue bastante mejor. Salvo tres o cuatro flechas (de las 48) que se fueron algo de lateralidad, absolutamente todas iban en la vertical adecuada. Otra cosa era la altura. En varias ocasiones, una flecha ligeramente alta se veía acompañada por una segunda flecha ultracorregida por abajo y viceversa, pero a mí eso no me desanimaba porque mi objetivo era sentir todo el cuerpo en armonía y la suelta limpia. Era de esas ocasiones en las que notas que flecha tras flecha, justo antes de la suelta, todo tu cuerpo está perfectamente "encajado". Cometí tres dobles-cero. Uno fue por errar en el juicio de que una posición de rodillas sería más conveniente, otro por sendos golpes en ramas en la línea a diana y el último por un tiro con mucha pendiente mal calculado por mi cerebro. Quitando estos tres desastres, la media era de 12.6 puntos por diana. Jugando un poco con los números, no hubiera sido descabellado pasar de los 257 puntos finales a los 290-295 puntos, muy cerca del corte y una puntuación fantástica. Esta teoría de que esos tres dobles-cero no representan más que un empeño por el instinto de pedir más práctica es que obtuve 5 onces y 5 dieces, incluyendo un pleno al final a un ¿arrui? a más de 30 metros.

Sin duda, el tiro del día

En el segundo recorrido pedí a mis compañeros de patrulla que no me cantaran la puntuación acumulada y así lo hicieron, respetando mi deseo, y solo al final Juan Manuel Alcudia, que estaba en nuestra patrulla, me dio la enhorabuena al desvelar que había conseguido 257 puntos y podía optar al diploma de Maestro Arquero (en Longbow más de 255 puntos en Campeonato Nacional).

Fue un excelente broche final a un segundo recorrido en donde me encontré muchísimo más a gusto, especialmente en la apertura, torsionando lo justo la muñeca izquierda antes de abrir tirando de espalda y quedándome mucho más estable para soltar entre 2 y 3 segundos más tarde del anclaje.

En este vídeo corto se puede ver un ejemplo de dos buenos tiros lejanos a un león. La primera flecha fue un pulmón incontestable y la segunda corregí lo justo para tener un sólido corazón. Se puede ver cómo repito todos los pasos exactamente igual y, como es de esperar, obtengo un resultado muy similar (al verlo a cámara lenta observé que tengo el punto de ennoque un pelín alto, la flecha se curva un pelo hacia abajo justo al salir).

Un bonito 18

En general me hizo mucha ilusión ver que gente a la que sigo estaba haciendo un buen campeonato y fue muy agradable volver a Luis y a Noelia tras casi un año sin vernos. Ojalá podamos hacerles una visita-escapada a su club Club Arquers el Montseny. Todo apuntaba, cuando me fui, a que Noelia estaría peleando por las medallas el domingo en arco desnudo [actualización: efectivamente, ¡Noelia es subcampeona de España!] y que Alberto Díaz se alzaría con el oro en Arco Compuesto [actualización: ¡confirmado con 4 de 4 11's en la final!].

Aparte de con mi merecido diploma de Maestro Arquero 3D de la Federación yo me quería llevar algo más así que tiré de cartera y con los descuentos que tenía la gente de Imago3D en el Campeonato decidí comprar una urraca y un zorro.

Harán compañía al cubo :)

En resumen. Una experiencia fantástica. En cuanto al evento en sí, magníficamente organizado por Arqueros de Madrid, me encantó ver un ambiente sano incluso dentro de la competición. Por mi parte, fui de menos a más. No sólo me llevo el diploma de Maestro Arquero, me llevo la certeza de que estoy en el camino adecuado para progresar en una técnica consistente. Cierto que el número de pasos a memorizar llega ya a 7 pero todos se suceden como un lego perfecto (o en ello estoy). Y también me voy con una reflexión adicional. A veces escuchas a gente quejarse de si un tiro no es cómodo o limpio o si dependiendo de si te toca a un lado u otro de la piqueta estás en desventaja, un poco con la paranoia constante de tener las condiciones ideales de tiro. No sé, la modalidad de Bosque o 3D es tan genuina precisamente por el realismo, por la imprecidibilidad, por la sorpresa y la adaptación constante combatiendo el entorno y la diana. En más de una propuesta me encontré tirando "incómodo" pero a cambio frente al tiro más bonito y no quisiera que me quitaran esa posibilidad nunca.

¡Hasta el próximo año!

[Actualización: Resultados finales de la competición individual]

[Actualización: me di un paseo hasta la Federación (vivo a 15 minutos) y tuve la enorme suerte de que me hicieron entrega del diploma y el pin en el momento]