La isla de Orkney en las Orcadas (Escocia)

En el viaje de vacaciones que hicimos durante este pasado junio de 2015 Angela y yo por Escocia llegamos a tirar en la isla de Orkney, ¡en las Orcadas! Anna Laird, de Orkney Archery Club nos invitó a una tarde ventosa pero "seca" en su campo de tiro. Era un club de tiro "field" de olímpicos y poleas en Kirkwall, la ciudad de origen vikingo, que junto con el conjunto de islas de Orkney y Shetland pasó de la corona noruega a Escocia en el siglo XV como parte de una dote real.

El campo se encuentra en la chincheta gris

Aquí podéis ver una foto hecha con la cámara de Anna Laird cuando decidimos que habíamos tirado suficiente y que era buen momento para despedirnos e ir a ver asentamientos y restos arqueológicos de la edad de piedra y la de bronce aprovechando la luz vespertina y la ausencia de turistas.

En el vídeo más abajo podéis ver las tres dianas a 30, 70 y 90 metros que pusieron. Yo me atreví (con algo de éxito) con la de 70 metros pero en general Angela y yo tiramos siempre en la de 30. Angela llevaba sin tirar casi un mes (normal, yo me había llevado los arcos semanas antes a Reino Unido en previsión) y tras una primera ronda de contacto empezó a agrupar maravillosamente. Podéis ver el ambiente esa tarde de sábado en lo alto de una colina. Al fondo apenas se aprecia pero estamos a menos de 1km en línea recta del mar. Los miembros del club fueron muy cercanos y nos dijeron que estaban entrenando para los Island Games de este año y que debido al tiempo lluvioso de los últimos 8 meses era su segundo día de entrenamiento en lo que iba de año... wow.

Después Anna nos invitó a ir después de cenar a un club social "members only" bastante coqueto y con parroquianos encantadores así que seguimos charlando unas horas más sobre tiro con arco entre whiskeys locales :)

Terminamos con un vídeo de Anna Laird que grabó y nos envió justo a tiempo para incluirlo en el post. Está grabado a cámara lenta (200fps) y se puede apreciar especialmente en el tiro de Angela cómo las rachas de viento lateral que teníamos desestabilizan las flechas al salir, algo que rara vez ocurre en circunstancias normales.

Como siempre, la experiencia de tirar lejos de casa en compañía de compañeros arqueros fue sensacional. Angela y yo lo recomendamos a todo el mundo que necesite un empujón para deshacerse del posible sentimiento de vergüenza o pereza previo.

¡Muchísimas gracias a Anna Laird y al equipo de arqueros de Orkney por hacernos sentir como en casa, fue una experiencia fantástica!