Liga Arqueros de Madrid 2016 - 4ª Jornada

Con la llegada de septiembre volvió la liga de Arqueros de Madrid y el "pásatelo bien, no me despiertes al salir temprano" de Angela. El verano ha estado muy activo gracias a las tiradas nocturnas de Bastión de Alanos y nuestros viajes a Inglaterra y Gales así que no hemos estado ociosos pero por mi parte esperaba con muchas ganas volver a disfrutar de la liga de Arqueros de Madrid.

Sobre las 9 de la mañana nos reunimos los arqueros que conformaríamos las 18 patrullas y empezamos el calentamiento. Hacía un tiempo fantástico (bien medido por la estación metereológica que tiene ahora Arqueros de Madrid) y había muchos reencuentros y corrillos.

¡Momentos previos!

A mi me habían colocado en la patrulla 8 junto con Mario Parralejo, María Ruedas y Félix Zúñiga así que genial porque solo había tirado en el pasado con María.

Mis objetivos para esta tirada eran dos. Uno "obligatorio" y otro "opcional". El obligatorio era superar los 251 puntos. En las últimas tres tiradas en Arqueros de Madrid (dos de liga social y una de la liga FMTA) había sacado 250, 251 y 251. Era como un muro y queria quitármelo de encima. El opcional era llegar a los 280 puntos porque sigue siendo un objetivo que tengo y que veo alcanzable antes de que termine el año.

Llegó la hora de irnos todos a nuestras dianas de inicio y esperar a algún silbato o claxon que anunciara el arranque de la jornada de liga. Mientras esperábamos saqué una foto de mis compañeros de patrulla.

De izquierda a derecha, Mario, María y Félix, muy bien a la sombra

Empecé sorprendentemente bien, con un 10 y 8 en una pareja de armadillos, pero luego ya continué de forma irregular con un 13, un 5, un 13, un 10, un 15... En general me encontré cómodo pero con segundas flechas altas. De las 9 flechas que fallé en total diría que 6 fueron segundas flechas altas. La primera iba bien y con la segunda me llenaba de flecha. Es posible que lo que sucediera es que en la primera abría medio centímetro menos y en la segunda medio centímetro más. Eso sí, de lateralidad creo que solo se me fue una y era una diana muy vertical.

Si algo puedo destacar como positivo es que de las 48 flechas, al menos 40 estaban siempre muy bien centradas. La altura discutible, pero no tuve fallos de suelta graves. Esto era clave para mí porque he cambiado un poco el anclaje desde hace mes y medio, ahora anclo con el dedo índice en la encía superior en lugar de la comisura del labio.

La patrulla de longbows que iba delante de nosotros

El ritmo de la tirada fue bastante rápido con paradas muy ocasionales para dar algo de margen a la patrulla que nos antecedía para recoger alguna flecha desviada. Solo en las dos últimas dianas se generó un pequeño tapón, oportunidad que aproveché para grabar algunos tiros de la patrulla delantera.

Maria se coloca para tirar a una cierva, creo

El campo estaba bonito pero muy seco. Con las últimas semanas de calor intenso y nada de lluvia no podíamos esperar otra cosa. Ojalá llueva un poco en septiembre y octubre para disfrutar de alguna tirada más con buen tiempo y algo de verde.

Mario a punto de tirar a una de las dianas más difíciles del recorrido, lejana y muy en pendiente

En nuestra patrulla estuvimos comentando el ambiente de competición más exigente, sobre todo con el recuerdo que algunos tenían de los campeonatos recientes y los que se avecinan. Angela y yo estamos planteándonos seriamente asistir al Campeonato del Mundo IFAA que el año que viene se celebra en la Toscana, Italia. Nunca hemos estado en algo de tal nivel ni de esas características (varios días tirando) y me vino bien intercambiar impresiones con Mario, María y Félix.

Mi mejor diana del día, un 11 y un 8, siendo la primera flecha el 8

Volviendo a la tirada en sí, disfruté de algunos tiros muy buenos. El nivel de dificultad del recorrido me pareció irregular. Había tiros relativamente fáciles y de pronto otros que nos engañaban perfectamente. Lo cual no quiere decir que diéramos a los primeros y no a los segundos, como todo arquero puede imaginar. A juzgar por las puntuaciones de los recurvos masculinos, que suelo utilizar de referencia para medir la dificultad de un recorrido, el de hoy fue de nivel de dificultad medio-alto, ya que salvo Antonio Cámara que se fue hasta los 355 puntos, el resto de arqueros de cierto nivel rondaron los 280 puntos.

Mi mayor frustración del día. El enorme bisonte que nos engañó a todos. La primera flecha se me fue baja y en la segunda no perdoné con un 10 con el que me resarcí parcialmente

En mi hoja de puntuaciones a la que hice una foto al final pude ver dos mitades de recorrido prácticamente idénticas, lo cual me da la sensación de que es buena señal. Mi puntuación final fue de 259 puntos, al parecer la mejor del día en mi categoría, y una excelente marca a juzgar por las puntuaciones de los recurvos. Con esos 259 puntos superé el objetivo obligatorio pero me quedé bastante lejos del opcional, los 280 puntos. Quizá me había ilusionado mucho ultimamente o simplemente sucedió que el recorrido tenía sus trampas. En cualquier caso, las sensaciones fueron buenas y me comí mi bocadillo tan a gusto (a pesar de las avispas, que estaban muy pesadas).

Detalle del equipo de Félix

Desde el punto de vista de la organización, para mí todo fue sobre ruedas. Os dejo con un vídeo resumen con extractos un poco al tun-tún. ¡Nos vemos el 2 de octubre en la quinta tirada de la liga!