Tirada final de la liga 2015 de Arqueros de Madrid

Se podría decir ¡por fin! ante una liga de nueve tiradas. El club Arqueros de Madrid organiza una de las ligas más largas y multitudinarias de tiro con arco 3D en España en la que han participado hasta 100 arqueros diferentes de casi todas las modalidades.

Yo empecé tirando con recurvo instintivo en enero porque aún no tenía mi longbow así que esa tirada la perdí para el cómputo final (que admite una combinación de hasta 2 ausencias o descartar 2 peores tiradas) y en junio no pude ir por otro compromiso así que si quería que mi esfuerzo fuera recompensado en el ranking final tenía que asistir a todas las demás. Hoy era la última tirada y reconozco que fue un alivio poner punto y final a una liga que dura todo el año.

La tirada de hoy

Me acerqué sobre las 9.10h con una temperatura más fresca de la que yo hubiese querido pero no lo suficiente como para que me dolieran las manos, que es lo más difícil de llevar. Me apunté con Antonio Cámara y Antonio Linares a lo que tenía pinta de ser una "patrulla rápida" de sólo 3 personas (recurvos y longbow). Me venía bien ir rápido porque tenía luego cumpleaños familiar y no quería llegar demasiado justo.

La cosa empezó del todo irregular. La técnica no era mala pero se notaba el frío y el agarrotamiento general. Además, fallaba en las alturas más de lo recomendable. Las primeras nueve dianas dianas fueron un caos total con una media por diana de 8.3 puntos, es decir, a un ritmo de 200 puntos. Menos mal que logré entrar en calor a partir de un punto y empecé a enganchar buenas tiradas, un 18, un 10, un 10, un 18, un 13, un 18, una bicicleta, un 10, un 13... acabé la tirada con un total de 262 puntos. Las 15 dianas restantes fui a una media de 12.5 puntos, que está mucho mejor y que suponen llegar a los 300 puntos. Pero claro, como había empezado tan mal, la media se quedó en 10.91 y los ya comentados 262 puntos.

Mi objetivo hoy era alcanzar los 270 puntos. Me parece una cifra lo suficientemente buena y lo suficientemente alcanzable como para colocarla de referencia. La verdad es que podría haberlo conseguido pero en la última flecha antes unos Anades reales, decidí arriesgarme e ir por el corazón, peligrosamente cerca del borde (estaban de lado), y se me fue por la derecha, perdiendo la flecha. Hubiera sido más fácil tirar asegurando al centro y arrancar un 5 o un 8 pero no quise hacer eso, supongo que al no jugarme mucho no me importó asumir ese riesgo.

Quizá aquí no se observa bien pero el límite del pulmón linda con el borde del animal y el corazón está muy pegado al borde

Con mis 262 puntos me quedé tan contento. Mis dos compañeros de patrulla tuvieron suerte desigual. Antonio Cámara no estaba cómodo hoy y Antonio Linares tuvo un gran día. Nos quedó la duda de si el frío podía estar afectando al rendimiento del arco de Antonio Cámara (o si era un problema del arquero). En cualquier caso, estamos hablando de dos tiradores de podio en la modalidad más competida de todas, un lujazo tirar a su lado.

Aquí se puede ver claramente una progresión hasta la diana 9 y luego un cambio de tendencia muy positivo

En general me preocupé de estar muy bien alineado en todo momento y de concentrarme todo lo posible en el punto más pequeño que se me ocurriera. El principal error que cometo es una mala alineación, que es un error fácil de corregir y fácil de identificar en cuanto las flechas se me van de lateralidad. Así que hoy iba mentalizado a tirar siempre lo más alineado posible, con el hombro izquierdo apuntando al objetivo.

Antonio Cámara anota mientras Antonio Linares espera para sacar las flechas. Aquí obtuve un precioso 18 (flechas negras con plumas blancas)

La liga en general

Ésta ha sido mi primera liga completa de Arqueros de Madrid y, lógicamente, mi primera liga con un longbow. Una liga de nueve tiradas (o diez) tiene como ventaja que los ganadores lo son de una forma total. La regularidad con tantas tiradas es la clave. Por contra, puede desanimar a otros que encadenen dos o tres tiradas malas o a los que se hayan perdido más de dos tiradas ya que te deja fuera del ranking final. Dado que el objetivo (intuyo) es que haya alta participación, quizá merezca la pena plantearse una liga más corta (menos tiradas en los mismos meses) o dos ligas, la de primavera y la de otoño (o con otros nombres) de 4-5 tiradas cada una.

La organización y los recorridos han sido excepcionales. La gente de Arqueros de Madrid siempre son capaces de sacarle un punto extra al campo que tan bien deben conocerse ya. El material es de primera y las indicaciones por lo general muy trabajadas. Es una liga que yo recomendaría a todo el mundo que quiera disfrutar de recorridos nuevos de 3D cada poco tiempo en un campo que se presta a tiros muy diferentes.

Momentos de charla en una patrulla

Por mi parte, a falta de confirmarlo de forma oficial, acabé tercero en mi categoría pero lo más importante es el dato de la media de puntuación por tirada, 246 puntos. Esto es clave para mi porque significa que estoy por encima del mínimo psicológico con un longbow, que es "darle a todo en general", con los 240 puntos.

Así como antes del verano me vi muy fuerte, tras él noté un bajón del que ya creo haberme recuperado. Lo importante es la tendencia y estoy muy animado para el año que viene. ¿Mi objetivo? 280 puntos de media. Es un reto considerable porque significa que probablemente tenga que rozar los 300 puntos en algún momento, algo que solo he conseguido en el recorrido fijo del club y sin ningún tipo de presión.

Mi arco, mi carcaj, mis flechas y mi cámara de fotos para acompañarme en 2016

Al dejar por escrito mi nueva referencia para finales del año que viene podremos comprobar si lo conseguí. 280 puntos están aún a 15 puntos del corte de octavos del campeonato de España de 3D de este año, así que ahí no se acabará la cosa, claro, pero la primera batalla es contra uno mismo y creo que pasar de 246 a 280 puntos es una mejora considerable.