Reseña de mi nuevo carriage longbow de Hilary Greenland

La historia de por qué este arco siquiera existe la conté aquí. También escribí un breve resumen sobre el arco junto con el nuevo Mollegabet de Angela aquí. La idea de esta reseña es hablar en profundidad del arco, sus características y qué cambia respecto a otros arcos más modernos.

El arco es un longbow inglés de 75 pulgadas de alto, absolutamente recto cuando está sin montar, y 40 libras a 28" de apertura. Ha sido fabricado sin usar ningún material moderno (salvo pegamentos en lugar de colas naturales, claro), no tiene fibra de vidrio o láminas de carbono, y es el resultado de muchas horas en el taller de Hilary Greenland en Bridgewater, Somerset, Inglaterra. Está compuesto por tres láminas de madera (limonero, "purplewood" y nogal americano), tips hechos de cuerno y empuñadura de cuero pero algo que lo hace particularmente único es que es desmontable en dos piezas. Por eso se llama "Carriage Longbow" ("Longbow de carruaje" o "Longbow portable"), porque es más fácilmente transportable en dos piezas.

Se aprecia la forma en D continua a lo largo de todo el arco

Un arco de 75 pulgadas es claramente un arco largo. Me supera en estatura sin montar y montado. No es, sin embargo, incómodo de transportar, se lleva muy bien con una mano en la empuñadura y tiene un peso que rondará los 800 gramos.

Detalle de la empuñadura de cuero, sin estridencias victorianas, más en línea con siglos anteriores.

Para montarlo hay que usar un montador que es una cuerda con los dos extremos en forma de lazo. Se coloca uno en un extremo en el surco de la cuerda y el otro en la hendidura exterior del tip superior, dejando el otro surco para la cuerda. En el vídeo más abajo hago una demostración.

Detalle del tip inferior

Cuando uno mira con detalle el arco se puede apreciar rápidamente la calidad del trabajo con la madera. Las tres láminas de madera se fusionan perfectamente a lo largo de todo el arco y el grano se puede apreciar sin dificultad. Naturalmente, la madera tiene pequeñas imperfecciones que le dan personalidad y Hilary ha ido respetándolas y aceptándolas y el final, acabado en un barniz tirando a mate, es una maravilla.

Detalle de la pala superior. Se observa muy bien el nogal en primer plano, el purplewood en medio y luego el limonero.

La elección de nogal americano en el lomo empieza a ser una rareza cuando el uso del bambú se está popularizando tanto. El bambú se está convirtiendo en la opción preferida para dotar de rapidez a los arcos porque tiene unas propiedades envidiables, es fácil de conseguir y no es particularmente caro. Para que Hilary cambiara de opinión y optara por nogal tuvo que encontrar entre sus tablones de madera uno de nogal americano que le gustara especialmente. Me parece fantástico.

Mecanismo de inserción de las dos palas (se aprecia la guía en la parte hueca en torno a las 4).

Para obtener un longbow desmontable, Hilary primero hace un arco longbow normal, lo perfecciona todo lo que puede y al final, con gran dolor, coge un serrucho y lo corta por la mitad. Con ayuda de herramientas confecciona dos piezas de metal que encajan a la perfección. Realiza una incisión en forma de L en la parte hueca que hace de guía para un pequeño sliente de la parte contraria que se introduce y puede girar hasta un tope, dejando las dos palas perfectamente alineadas a la espera de que al montar la cuerda el arco quede completamente encajado. Hay otros fabricantes de arcos que hacen longbows desmontables, por supuesto, pero he notado dos diferencias fundamentales. La primera, que suelen ser flatbows o reflex-deflex, no longbows ingleses y, la segunda, que emplean materiales y técnicas para el mecanismo de inserción muy modernos, lo que yo no buscaba precisamente (mejor latón y acero).

Secuencia de tres fotos, durante la apertura, anclaje y final

Tirar con este arco es una experiencia fabulosa. La apertura es muy progresiva gracias a su forma y a las 75" de largo. Está diseñado para proporcionar 40 libras a 28" así que no tiene sentido hablar de estaqueo a partir de los 28", no es un arco para diferentes personas con diferentes aperturas, es un arco para mí y está optimizado para mi apertura. Si abro a 27" o abro a 29" estaré haciéndole un flaco favor al arco.

El núcleo metálico de la unión elimina completamente cualquier atisbo de "handshock" al tirar. Hay una sensación de golpe, lógicamente, pero si no tuviera eso casi me molestaría porque un arco sin "feedback" no me despertaría las mismas sensaciones. La ausencia de handshock en estos arcos desmontables ha provocado que se considere un mecanismo de estabilización y no puedan competir en la categoría de English Longbow en Reino Unido, al menos eso me dijo Hilary Greenland cuando fuimos a recogerlo.

El arco es también muy silencioso. Probablemente el arco más silencioso que he tirado nunca. No sé si es una propiedad intrínseca de los longbows ingleses o de los carriage bows pero como veréis en el vídeo más abajo, solo se oye la flecha volar.

Las flechas que uso son las mismas que con mi Falco de 35 libras. Dado que uno es un arco de 35 libras "rápido" y otro de 40 libras "no tan rápido" me pareció que las flechas de uno deberían poder funcionar razonablemente bien en el otro. Y sí, hasta ahora los vuelos erráticos se han debido más a un mal punto de ennoque que al spine o peso de la flecha. En eso sí noto exigencia por parte del arco. Encontrar el punto de ennoque de la flecha con una altura determinada respecto de la mano en donde se apoya la flecha es un aspecto crítico para un buen vuelo de la flecha. En lugar de teorizar, lo mejor es simplemente ir probando hasta dar con un resultado consistente y satisfactorio. Para ello, ya que es un arco sin ventana, es muy importante colocar la mano del arco siempre de la misma manera, usando alguna referencia del cuero de la empuñadura, por ejemplo.

En este punto lo mejor es que veáis este vídeo de 4 minutos. Tiro dos tandas de 4 flechas, lo muestro a la cámara y enseño cómo se desmonta y se monta.

Tirar con un arco que no tiene ventana (un invento del siglo XX) obliga a cambiar algunos aspectos de la técnica pero solo parcialmente. Hay gente que se transforma completamente cuando tira con arcos tradicionales. De repente cantean el arco una barbaridad, dejan de anclar de forma sólida, flexionan las rodillas... Queda muy bien en una foto pero rara vez dan buenos resultados. Evidentemente, algo hay que adaptar. Si no hay ventana, la flecha necesita "encajarse" entre la mano y el arco gracias a un ligero canteo del arco. Con un arco sin materiales modernos, el anclaje no puede ser eterno, no puedes estar 5 segundos anclando porque la madera tiene cierta histéresis en cada ciclo de apertura y no impulsará la flecha igual si anclas durante 1 segundo o si anclas 4. Hilary recomienda no superar los 2 segundos de anclaje y es más que suficiente para mí. De ahí a hacer snapshooting hay un solo paso y mucha gente cae en ese error con los arcos tradicionales sin estar realmente obligados.

Yo apoyo la flecha sobre la última parte de la empuñadura de cuero para que tenga algo de amortiguación similar a la que consigues con la protección lateral de una ventana. Esto aleja un poco más la flecha del arco y va en contra de la paradoja del arquero pero es fácil ajustar el cerebro para apuntar mínimamente a la derecha del objetivo de forma que la flecha vaya directa al objetivo. No me ha supuesto ningún problema.

Con mis flechas de madera de 5/16" y 330-340 grains de peso (puntas de 70 grains) el arco tiene un muy buen rendimiento. Comparado con el Falco, el vuelo tiene pinta de ser muy similar dentro de los 25 metros y caer algo a partir de ese punto pero tengo que hacer pruebas de verdad para diferentes distancias. Me interesará ver qué ocurre desde 5 metros hasta 50 metros.

¿Cuál es mi plan para este arco? Bueno, en realidad este arco podría ser mi arco principal. Es un muy buen arco y cuando tire otras 200 flechas con él seguramente tenga una configuración de mi técnica estable y válida. Sin embargo, no era mi intención pasar a tirar con este arco de forma habitual. Me parece un arco para saborear en momentos puntuales. Puede ser una tirada medieval o un torneo IFAA en donde lo acepten como arco histórico (se conocen carriage bows desde al menos el 1700 según el libro Traditional Bowyer's Bible en su volumen III, otra cosa es laminados) o torneos en donde haya especial incentivo para llevar un arco así. Aparte, naturalmente, de tirar con él al menos una vez al mes en Arqueros de Madrid haciendo el recorrido fijo y aplicar lo que vaya aprendiendo al arco de estilo Ming que me regaló Angela. Ayudará mucho el tirar con las mismas flechas que con el Falco.

A pesar de ser desmontable, la pala más larga mide casi 104cm haciendo inviable su transporte en la cabina de un avión (tendría que ir en la bodega y creo que me niego, no me quiero arriesgar), pero lo hace muchísimo más cómodo tanto en coche como en tren así que para algunos trayectos dentro de la península ibérica puede ser el arco más conveniente.

Detalle de su número de serie basado en la fecha y sus libras y apertura

Estoy muy satisfecho con este arco, creo que acerté completamente con Hilary Greenland y con el arco en sí. Se nota que está hecho a mi medida y aunque ahora mismo lo que tengo es demasiado respeto por él, en breve lo sentiré una extensión de mi cuerpo y podré disfrutarlo en todos los sentidos.