III Tirada Liga Centro Bowhunter IFAA en Arqueros Mosqueteros, un buen día entre arqueros y flechas

En mi primera liga IFAA desde que en 2015 me hice de ANAB (ahora AAL) no hago sino descubrir campos nuevos donde tirar con mi longbow así que la experiencia positiva está siendo doble; me encuentro con alguna gente que no había conocido antes y lo hago en entornos siempre nuevos. El año que viene parte de esto se habrá perdido (aunque sea a cambio de otras cosas) así que aprovecho para exprimirlo todo al máximo, nada de ir de trámite.

En este caso, aunque no llegaba a las dos horas de viaje, se me hacía un poco cuesta arriba el madrugón el domingo así que tras estar tirando entre amigos de Ithilien en Arqueros de Madrid el sábado y cenar en San Agustín de Guadalix, me fui en coche hasta Aranda de Duero para hacer noche allí.

El domingo me levanté y desayuné muy a gusto viendo cómo el sol pasaba de ser un pequeño punto muy luminoso a tener que apartar la mirada y dirigirla a la planicie tan característica de la zona de Burgos. Sobre las 9 llegué al campo de tiro de La Calabaza, en donde los Arqueros Mosqueteros colocan su recorrido de cuando en cuando. Ya el día anterior, en Arqueros de Madrid, coincidí con Avelino que me dijo que era un campo bonito y que lo montaban bien y eso se confirmó ya en las primeras dianas.

La patrulla 9 al completo, el que escribe, Jose María, Josemi y Joaquín

El campo en sí era una zona relativamente llana pero con zonas arboladas, algunas con ligera pendiente, y tramos más abiertos junto al río arandilla que iba generoso de agua. El sol y las nubes se alternaban así que tuvimos ratos de fresco, sobre todo al principio, y otros momentos en donde eran tentador quitarse alguna capa de ropa pero nunca hizo suficiente calor como para estar incómodo con el atuendo de inicio. Además, la luz que había (y con el horario de verano) sí que me permitió grabar vídeos y sacar fotos en donde se viera relativamente bien lo que pasaba).

La gente iba llegando, algo de frío pero soportable

La patrulla en esta ocasión era una mezcla de todo un poco. Repetí con Jose María, con quien tiré en Trillo, con Joaquín, con quién tiré en Aranjuez y con Josemi, con quien nunca había tirado. Arrancamos en la diana 14 con una cabra a una distancia respetable en ligera pendiente hacia abajo. Ya en esa primera diana pudimos disfrutar de 4 formas de tirar muy diferentes y es que es imposible ver en un campo 3D a dos longbow tirar igual. Imagino que es lo más alejado del tiro con arco olímpico (técnicamente llamado "recurvo") a una diana a 18 metros en donde la máxima precisión hace que la técnica de tiro esté tan pulida que prácticamente todo el mundo tire igual.

Jose María en pleno bosque

En 3D eso no pasa pero con longbow yo diría que incluso menos, cada uno entiende esta modalidad a su manera y es quizá donde más relativizamos algunos aspectos de la técnica, en ocasiones para hacernos un flaco favor, todo sea dicho.

En este lince reconozco que me gusté. Complicado, lejano, de las primeras dianas del día y un corazón y un pulmón peciosos

Joaquín tiene un ciclo relativamente rápido de tiro con una suelta hacia atrás con la mano relajada pero ligeramente separada de la cara apostando muy fuerte por la estabilidad del brazo de su arco. Josemi en su variante de la primera mitad del recorrido tenía una suelta muy explosiva y no acababa de abrir el arco del todo pero se tomaba su tiempo en el anclaje. En la segunda mitad, en donde estuvo muchísimo más enchufado, se obligó a soltar hacia atrás y huir de la suelta explosiva (aunque a veces su mano hacía un buen viaje hacia fuera y hacia dentro). José María mantiene su tesis de no llegar a anclar, sosteniendo en vilo la cuerda, lo que le provoca abrir de brazo y no de espalda y sueltas en ocasiones explosivas. Por mi parte, mantengo mi secuencia de dedicar unos segundos a plantarme relajado delante del animal, presentar el arco y anclar con convicción tratando de hacer una suelta limpia hacia a atrás, algo que no acabo de conseguir (hago suelta en dos tiempos por un torque de fuerza que hago entre los dos brazos, en ello estoy). Lo podréis ver todo muy fácil en el vídeo resumen del final de artículo.

El entorno natural estaba muy bien y eso que no había llovido recientemente. Aquí el río arandilla con aguas relativamente rápidas.

El campo estaba muy bien montado. Los animales estaban muy bien presentados, con tiros en general limpios pero no siempre, lo cual reconozco que me gusta. Más de una flecha se me quedó en las ramas de alguna encina traidora a pocos metros de la diana. No le hago ascos a tirar arrodillado pero lo tenía que haber hecho en más ocasiones ayer. Tuvimos nuestra ración de zorros, lechuzas, corzos, ciervos, osos, cuervos, linces, rebecos, jabalíes, tejones, cabras montesas y hasta un cocodrilo bien hermoso con el que terminamos la jornada.

Josemi posa contento con una de sus mejores dianas de la segunda mitad. Yo encantado con mi agrupación también.

No recuerdo ahora mismo ninguna propuesta que no me convenciera. Ah, bueno... sí, los cochinillos enanos en donde agrupé mis dos flechas muy bien agrupadas a 2cm del lomo de uno de ellos, pero la culpa no era de los cochinillos... es que estos tiros son así de malvados. Por otro lado, a pesar de que solo Joaquín acertó a dar al enorme ciervo a la distancia máxima, todos disfrutamos de nuestras fallidas parábolas en esta diana. También disfrutamos bastante de un oso negro pequeño a quien acribillamos a flechas. Y yo particularmente me sentí genial con un ciervo tumbado a bastante distancia y con uno de los últimos tiros a un tejón, en donde coloqué la segunda flecha exactamente donde tenía mis ojos quemando una pequeña mancha en la zona del corazón, creo que ésa fue la mejor del día en cuestión de sensaciones.

Este tiro me gustó mucho por la vertical perfecta de ambas flechas, con la segunda en el corazón tras describir una parábola preciosa

En la patrulla estuvimos todos muy a gusto. Tuve ocasión de conocer a Josemi y sus idas y venidas con el tiro con arco (parece que ahora está retomándolo) con lo cual era lógico que analizara el desfase con el que ahora se encontraba respecto de cuando tiraba bastantes flechas cada día. El propio Josemi quiso echar un cable a Jose María al ver que no terminaba de abrir el arco pero realmente esos consejos tienen mejor poso cuando no estás en mitad de una competición así que espero que esa conversación continúe en Henarco en los próximos días.

Joaquín se dispone a meter una primera flecha en la cabra. Para mí quizá el mejor tiro del día de Joaquín.

Terminamos, con suerte desigual, en el cocodrilo de la diana 13, totalmente camuflado en la vegetación en uno de los tiros más verticales del recorrido, fantástico. Emprendimos la vuelta al punto de encuentro con buenas sensaciones generales. Yo tuve un día bastante acertado, exceptuando 5 dobles ceros que no me pesaron nunca en el ánimo pero sí en la puntuación que en cualquier caso llegó a los 238 puntos. Joaquín directamente se salió, Josemi hizo el mejor segundo recorrido de los cuatro y Jose María fue también claramente de menos a más.

Josemi a por un tejón

Cuando te quedas con buenas sensaciones, el viaje de vuelta siempre se te hace más llevadero porque tienes el ánimo más positivo. En la anterior tirada, de Aranjuez, organizada por los Arqueros Ribereños, subí en puntuación pero no me llevé buenas sensaciones. Ayer, sin embargo, cumplí en los dos propósitos. Antes de despedirme hubo tiempo para disfrutar un delicioso plato de alubias blancas (bien caliente) en compañía del resto de arqueros y arqueras ya con el arco desmontado y dejando reposar la tirada entre charla y chanza.

Yo creo que algo sobraría... madre mía

Me sentí un privilegiado sabiendo que en menos de horas estaría de vuelta en casa mientras que Joaquín necesitaría unas cinco hasta volver a Murcia, desde donde viene cada tirada de IFAA Zona Centro ¡encomiable! La próxima y última será en Gargantilla de Lozoya, en el club Arqueros Marques de Suances, y ahí espero ver a todo el mundo que pueda asistir, haya participado o no en las anteriores jornadas. Será una tirada preciosa, seguro, en el mes de mayo, todo florido y en un club en donde sí estuve una vez y recuerdo que me gustó mucho. Allí ya se decidirá el ranking final de toda la liga aunque en Longbow Senior (mi categoria) la verdad es que hay poca emoción a estas alturas salvo por la tercera plaza.

Ya de camino de vuelta...

Muchas gracias a los Arqueros Mosqueteros, que se prepararon un recorrido y una organización fantásticos. Os dejo con un vídeo resumen del día.