Henry Bodnik recibe a Angela para el encargo de un arco personalizado

Supongo que esto tenía que ocurrir en algún momento y la decisión in extremis de irnos de vacaciones un par de semanas a Alemania precipitó los acontecimientos. Bearpaw fabricará un arco completamente personalizado para Angela con algunas características que lo harán único. Y para ello, se volcaron con el proceso desde el primer momento hasta la reunión que mantuvieron este pasado lunes Angela y Henry Bodnik en la sede de Bearpaw (al norte de Nuremberg, Alemania).

El post podría acabar aquí, la noticia está dada, pero creo que a los lectores habituales del blog les gustará conocer los detalles del arco y de la entrevista en sí.

IMG_20170904_145649_low
Parte de la tienda en la sede de Bearpaw Products

Entrevista personal con Henry Bodnik

Henry Bodnik lleva en el mundo del tiro con arco tradicional unos 40 años, de los cuales 15 lo son de forma completamente profesional desde que fundó Bearpaw Products. Su objetivo era fabricar arcos para el arquero tradicional (él a veces lo llama arquero instintivo) de buena calidad y prestaciones mecánicas sin tener que irse a precios desorbitados ni perder el control de la producción.

El resultado es que a día de hoy producen cerca de 15.000 arcos al año (muchos de los cuales no salen de sus fábricas en Alemania, sino de otras ubicaciones como Hungría o China, si no recuerdo mal) pero los arcos insignia en la actualidad son el Slick Stick, el Mohawk y el Kiowa, todos de la gama Bodnik, que se realizan de forma más concienzuda precisamente en el taller de su sede y que gozan de 30 años de garantía. De los tres modelos más exitosos en la actualidad, el Slick Stick vende unos pocos miles de unidades al año, mientras que los otros se conforman con los cientos.

Lo que hace al Slick Stick tan interesante es que es ligero y extremadamente eficiente. Sus 58" se abren sorprendemente bien y el diseño es muy simple y elegante. Cuesta menos de 300€ y, por tanto, sin ser en absoluto un arco de iniciación, sí puede ser un segundo arco muy "crecedero".

IMG_20170904_151046_low
Angela y Henry Bodnik al término de la entrevista

Por tanto, la entrevista, que duró 2h, se centró en cómo fabricar el Slick Stick que mejor se adaptara a Angela sin entrar a cuestionar el Slick Stick en sí. Éstos fueron los temas que se trataron:

  • El uso principal para el arco: aquí la respuesta fue fácil, 3D o Bosque. Esto le valió a Henry para entender a qué distancias tenía que ser el arco efectivo y qué flechas serían las mejores compañeras de viaje.
  • La apertura de Angela: para ello, pidió a Angela que abriera su arco varias veces con una flecha medidora mientras él daba vueltas a su alrededor mirando desde varios ángulos y pidiendo que levantara el codo o que canteara un poco el arco. Se quedó satisfecho cuando anotó 25.25".
  • Debate sobre las libras del arco: Angela le comentó que tenía dos Slick Stick de 25# @28" que abre sin problemas pero también un prehistórico, el Mollegabet de Hilary Greenland, que es de 25# @25.5". Esto le abrió los ojos a Henry que inmediatamente quiso confirmar esta posibilidad trayendo un Slick Stick de 30# @28". Angela lo abrió varias veces y confesó que aunque notaba el esfuerzo extra no veía problema. Henry volvió a "danzar" alrededor de Angela absorto en sus medidas y estuvo de acuerdo en que merecía la pena ir a por un arco que a 25.25" ofreciera 25#. Además, dijo que era un Slick Stick de 60" y que el ángulo que formaba el final de la pala con la cuerda estaba suficientemente cerca de los 90 grados como para mantenerse dentro del rango de máxima eficiencia de las palas, algo que en los arcos réflex-déflex se pierde si nos quedamos cerca de los 45 grados o superamos claramente los 90 grados.
  • Distancia a la que la flecha tiene que poder llegar sin caer de repente: esto no fue una pregunta en sí pero salió en la conversación. Henry propuso fabricar un arco que llegara con buena rasante a distancias de 30 metros y aún pudiera llegar con el impulso justo sin caer a los 50-55 metros, perfecto para los Grupo I de IFAA.
  • Altura del arco: aquí hubo una lucha entre dos "bandos". El bando que buscaba el arco más eficiente dictaba 56" de alto. Ésta fue la propuesta de Henry Bodnik. El otro bando era el de la polivalencia del arco en las categorías de recurvo o longbow (en reglamento WA), para el que el arco debía medir 59" como mínimo (150cm para longbow damas). Pensando en un arco para muchos años y muchos usos, Henry entendió perfectamente que la longitud tenía que ser de 59". En realidad propuso de 60" "porque de 59" no hacemos" pero al final decidió que sería de 59". "El primer arco de Bearpaw de 59 pulgadas". Esto lo hará particularmente único.
  • Flechas para el arco: habrá que hacer un test con flecha desnuda en su momento pero para nuestra sorpresa, Henry propuso ir a por 1600 de spine y punta de 50 grains aunque aceptó que las flechas actuales de Angela (1300 de spine y puntas de 50 grains o, mejor, de 70 grains) podían funcionar. Con el spine de 1600 y punta de 50 grains, Henry buscaba buen FOC y velocidad, pero advirtió de la fragilidad de la flecha (más spine, menos masa en el vástago, más fragilidad) así que lo dejamos en que ya veríamos si manteníamos 1300 de spine y jugar con punta de 60-70 grains en lugar de 50 grains para desplazar el centro de mesas hacia la punta y lograr mejor FOC.

Elementos estéticos del arco

Tras una hora y media de comentar muchos aspectos del arco, de las características que debía tener, de la técnica de Angela, de su uso y de los equilibrios que siempre hay que mantener en el diseño de un arco, Henry dio paso a la elección de lo que llamó "cualidades ópticas", dando claramente a entender que estábamos hablando de estética, no de la mecánica del arco (aunque imagino que tendría en la cabeza algunas intromisiones de lo estético en lo funcional).

Recordemos que hasta ahora la decisión era un Slick Stick de 59" de 25# a 25.25". La empuñadura del Slick Stick tal cual funciona como un guante para Angela así que no mereció la pena ajustar algo tan delicado. El núcleo de las palas sería de carbono y bambú.

IMG_20170904_145715_low
Un ejemplo de pala con una lámina de abedul blanco "rizado"

Para las palas, ambos lados, Angela se decidió por el Abedul Blanco "rizado" para que fuera claramente diferente a los arcos que tiene. En el cuerpo, para darle contraste eligió madera de ébano, muy oscura, que así además "engulliría" fácilmente un núcleo estabilizador de 2mm de grosor de mycarta negra. Henry entonces preguntó por las láminas frontales y posteriores así como en los tips. Es habitual que los arcos a medida cuenten con dos o tres capas degradadas con varias maderas pero a Angela esos adornos no le convencen nada, ya que los ve como un alejamiento de un diseño simple. Así que el abedul blanco recorrerá sin interrupción el exterior del arco y se topará con el ébano en la empuñadura mientras que en los tips, una sola capa de mycarta negra se encargará de reforzarlos para aguantar la cuerda de alto rendimiento. En cuanto al peso total, Henry Bodnik comentó que ninguna de las opciones incrementaría el peso del arco significativamente, que no nos preocupáramos por eso y es que Angela agradece mucho la extrema ligereza del arco, que hace que pueda tirar muchas flechas sin cansarse del brazo del arco.

IMG_20170904_145702_low
El cuerpo del arco en primer plano es de ébano

Terminada esta parte, Henry hizo un resumen de todo lo acordado, desde lo más obvio a lo más sutil. La clave no era solamente el conjunto de características, nos dijo, sino su compromiso personal de que el arco sería el arco más eficiente que pudieran fabricar para esa longitud, esas libras y esa apertura.

IMG_20170904_145848_low
Es posible que el núcleo de mycarta de 2mm sea como la fina franja del medio (en este caso, con zoom)

La esperanza de Angela, aparte de tener un arco que sea muy bonito de ver, con un acabado digno de un arco a medida, es que el arco muestre un extra claro de rendimiento. Mover el punto de caída súbita de una misma flecha hasta 10 metros puede suponer una enorme diferencia en los tiros lejanos, algo que a Angela le gusta practicar bastante.

El pedido ya está en marcha y debería llegar a casa en unas 10 semanas, así que antes de que acabe noviembre Angela podría estrenar arco y haremos una buena videoreseña en este blog. Si por algún motivo a Angela no le convence, Henry lo aceptará de vuelta y preparará otro sin hacer más preguntas que las que ayuden a entender qué es lo que no funcionó. Honestamente, dudo que eso pase pero es bueno tener un compromiso tan claro con la satisfacción.

Para terminar, quizá lo único que reste por decir es que tanto la entrevista que se alargó hasta dos horas como todo el trato desde nuestra llegada a nuestra partida por Henry Bodnik y el resto de empleados de Bearpaw con los que tratamos fue exquisito y siempre nos sentimos como entre amigos.