[Artículo invitado] II Tirada Liga IFAA Centro Bowhunter 2018

El pasado domingo 11 de Marzo se celebró en Arqueros del Alto Tajo, en Trillo, la II Jornada de la Liga IFAA Centro Bowhunter. Finalmente Pablo no pudo asistir, así que me pidió que fuera yo el que escriba una mini crónica de la jornada.

Durante toda la semana la previsión meteorológica no era muy halagüeña, pronosticando lluvias intensas en la zona todo el fin de semana. Eso no me desanimó, entre otras cosas porque meses atrás convencí a unos amigos (no arqueros) para pasar el fin de semana en una casa rural en Pelegrina, un pueblecito muy pequeño cercano a Sigüenza y rodeado por el precioso Parque Natural del Barranco del Río Dulce.

Mi Domingo empezó pronto, podría decirse que demasiado si se tiene en cuenta la hora a la que me acosté. Después de un viernes y sábado de lluvia sin descanso, el domingo a primera hora amaneció seco en Pelegrina, a pesar de que Google y AEMET decían lo contrario. Desayuné algo rápido sin hacer mucho ruido y me subí al coche.

Tras media hora larga de carretera llegué al Circuito de Motocross de Trillo, situado justo detrás de la localización habitual del Campo de Tiro de los Arqueros del Alto Tajo. Serían cerca de las 8:30 y la zona de aparcamiento y acreditación ya tenía bastante actividad a pesar de estar chispeando. Muchos rostros conocidos, los habituales saludos y varias bromas sobre qué plan hacer juntos si rompía fuerte a llover (y era la pinta que tenía el cielo en ese momento).

Me acerqué a la zona de calentamiento improvisada sobre las pistas de salida del circuito de motocross con las seis flechas que tenía. El Viernes, con las prisas, no recordé echar más en el tubo y Trillo no es precisamente un campo en el que puedas ir tranquilo con solo seis flechas para un recorrido IFAA. En mi primera ronda de calentamiento rompí una de las seis flechas así que acabé inmediatamente de calentar, no quise arriesgarme a empeorar mi ajustada situación.

Volví a la zona de aparcamiento e inscripción y estuve charlando un rato con los amigos de Bastión de Alanos, seguramente el club con más representantes de la jornada. Antes de salir hacia las piquetas se hicieron una foto de grupo y conté más de 20 personas con Jacobo a la cabeza.

Tras recibir las debidas instrucciones por parte de la organización salimos todos hacia nuestras piquetas de salida con el cielo empezando a abrirse.

AAT_02
Los primeros rayos de Sol asomando tímidamente

En ese momento pensé que mi patrulla tuvo suerte porque pudimos empezar cerca de la zona de calentamiento (lo que implica normalmente terminar también cerca). Debido a las bajas de última hora, al final decidimos fusionar dos patrullas y finalmente hicimos el recorrido tres arqueras y cuatro arqueros con varios longbows y algún arco recurvo.

A pesar de lo mucho que llovió los días anteriores al final había menos barro del que yo esperaba. El campo estaba espectacular, esa zona del monte es preciosa y disfruté mucho de un recorrido en mi opinión muy bien seleccionado. Lástima alguna subida demasiado larga y las dos propuestas que hubo que recolocar (de las que hablaré al final).

Empecé bien, con cuatro 8+5 en las primeras 7 propuestas y un espectacular 10+8 un poco antes de llegar a la mitad del recorrido. En la primera mitad sólo tuve dos dobles ceros y en general las flechas iban donde yo quería. Sigo detectando bastantes cosas que mejorar pero las sensaciones eran buenas.

ATT_03
Varias muy buenas flechas desde más de 40 metros

Ya en la que para nosotros era la segunda parte del recorrido llegó el momento más épico de la jornada (para mi). La propuesta era un bisonte de grupo 1 a distancia máxima (podría discutirse si incluso la podía superar) tirando además desde bastante más altura sobre un cortado del monte.

ATT_04
En la foto no se termina de apreciar lo lejos y abajo que estaba el bisonte

De toda mi patrulla tuve la suerte de ser el único que acertó, y no sólo acerté sino que metí dos tirazos.

ATT_05
Sólo por esas flechas ya me mereció la pena el madrugón, la lluvia y lo que haga falta

Me consta que muy poca gente consiguió puntuar en el bisonte. Sería curioso poder comparar tus resultados en cada propuesta con el resto de competidores de tu categoría, no sólo los totales finales.

Tras un largo descenso para llegar a buscar/retirar las flechas del épico bisonte vino la peor parte del recorrido. Estabamos abajo del todo y no quedaba más que subir, subir y subir incluyendo un ascenso bastante empinado entre dos dianas que requirió de varias paradas intermedias. Tardamos más de diez minutos en agruparnos todos de nuevo en la siguiente piqueta.

Ese tipo de parones y una lluvia que volvió de forma intermitente en ese rato, me dejaron frío en varios sentidos para afrontar la última parte del recorrido. El remate fue tener que esperar haciendo cola más de 20-25 minutos para los dos últimos tiros. Eran las dos propuestas que habían tenido que recolocar por la lluvia, pero no tengo claro que acertasen al poner ambas demasiado juntas y muy separadas del resto del circuito. Coincidimos allí con varias patrullas también forzadas a dejar estos tiros para el final y hubo un tapón importante que no he visto en ninguna otra tirada (en mi corta experiencia arquera).

Creo que toda la patrulla lo notó pero seguramente yo lo acusé más que el resto siendo ya pasadas las dos de la tarde, sumando unos espantosos 25 puntos en las últimas ocho propuestas.

Dicho esto, disfruté mucho del día y de la patrulla. No pongo fotos del resto porque olvidé pedir permiso, pero fue un placer compartir jornada con Pedro, Yolanda, Libertad y Jorge de Henarco, Valeria de Arqueros Mosqueteros y el infatigable Emilio de CAMS. Espero y confío en que coincidamos más veces.

Me alegré bastante cuando además unos días después anunciaron las puntuaciones y ¡quedé primero en mi categoría! No me obsesionan los puntos pero no deja de ser una pequeña satisfacción.

Salvo sorpresa nos veremos de nuevo en la tercera jornada, prevista para el 8 de Abril en el campo de tiro de Chinchón de los Arqueros Ribereños.