La otra paradoja del arquero; cuando la forma importa más que el fondo

Hoy vengo con una reflexión confiando en que pueda haceros llegar algunas ideas sobre la forma en la que juzgamos a otros compañeros de afición.

Ya en su día escribí un artículo sobre el problema del término instintivo y cómo se agrandaba con un mal diseño de las divisiones de tiro con arco, podéis leerlo en otro momento aquí. Éste está en parte relacionado con aquél pero se centra en la tendencia que observo cuando alguien frunce el ceño ante un estilo particular en la técnica de tiro y para no manteneros más en el suspense diré ya que me refiero al agarre apache y a puntos de anclaje elevados (cercanos al ojo).

Para quitarme rápido de la ecuación y centrarme en lo que quiero comentar, diré que a mí de la única forma que me gusta tirar es con agarre mediterráneo y anclaje más o menos en la comisura del labio (a veces he probado con la encía superior) y que aunque Angela y yo (que comparte estilo) llevamos pocos años en esto, sí que llevamos los suficientes para ver cómo al año de empezar, se pasaba a permitir el agarre apache en divisiones en donde antes no se permitía. También hemos sido testigos de cómo cada vez más gente va elevando el punto de anclaje hasta a veces casi tenerlo a la altura del ojo. Y más o menos al mismo tiempo, hemos visto una (todavía suave) evolución a reducir el número de libras de los arcos. Y esto lo hemos ido observando al mismo tiempo que nos hemos decantando cada vez más por arcos de corte más histórico, Angela con su Mollegabet y yo con mis arcos protovikingos o longbows victorianos.

IMG_20180615_185050
Una foto chula porque sí, para empezar con energía

En resumen, que este artículo está en las antípodas de la justificación de nuestro propio estilo pero sí quiere llamar la atención sobre cómo a veces elegimos unos elementos y no otros para desautorizar un estilo particular de la técnica.

Efectivamente, parece que damos más importancia a cuestiones visualmente obvias como el agarre o el punto de anclaje pero no somos igual de inquisitivos con otros aspectos que se están introduciendo en los propios arcos. Cada vez hay arcos con más tecnología, incluyendo los longbows (técnicamente flatbows modernos). Tenemos grips super ergonómicos, compuestos de madera y otros elementos para densidades imposibles en el cuerpo del arco, fibra de vidrio, lámina de carbono para estabilizar, lámina de carbono para dar velocidad, ventanas "cut to centre", palas diseñadas para ser amables con las malas sueltas... todo esto está a la orden del día en arcos recurvos y longbows y a casi todo el mundo le parece bien pero ¡ay! no se te ocurra usar el agarre apache porque entonces estás bordeando la trampa o ¡ay! no se te ocurra anclar en la mejilla porque entonces estás "encañonando" y así es todo más fácil (sinónimo también de trampas, por si alguien aún no lo ha pillado).

IMG_20180626_190224
Angela tiene en su mano izquierda pura tecnología alemana en un arco custom pero como ancla en comisura y agarra mediterráneo ¡salvada!

Olvídemonos un momento de las divisiones y sus problemas (sobre todo ARI en WA y cada vez más LB en WA, no tanto en IFAA que ahora tiene BHR, TR, LB y HB) y olvidémonos de las competiciones, en donde mucha gente se pone muy nerviosa. Simplemente, pongamos a Julián y Sofía frente a frente (personajes ficticios).

Julían tira con un recurvo takedown, cuerpo hecho a medida para su mano con perfil high pistol grip y surcos para colocar sus dedos aunque de normal usa dragona, cero handshock y máxima estabilidad por el uso de alguna marca comercial de super-madera, palas con la última tecnología en carbono (lámina exterior e interior), ventana cortada hasta el centro para evitar paradoja del arquero y tira con flechas de 32" para tener posibilidad de un gap shooting mínimo además de usar un reposaflecha elevado. Julián ancla en la comisura del labio y usa agarre mediterráneo.

Sofía tira con un longbow de 150€ de empuñadura clásica (tipo locator) y flechas de carbono a su apertura más dos pulgadas. Sofía también ancla en la comisura del labio pero emplea agarre apache.

Me apuesto un cierto dinero a que será Sofía y no Julián la que despierte más recelo. En primer lugar habrá gente que piense "¿flechas de carbono con longbow? ¡Longbow se tira con madera!" y en segundo lugar "¿Agarre apache? Tramposilla...".

IMG_20180726_193746-2
Aquí mi última adquisición, un arco de tejo con tips laterales (siglo IV, estilo Nydam) pero calzando flechas de madera premium vintage de Falco y aquí paz y después gloria

Quitando el hecho de que cada uno puede tirar como le dé la gana (y lo mismo en competición mientras siga la normativa), yo opino lo siguiente:

  • Cuando estás tirando con un longbow moderno, con ventana, fibra de vidrio, lámina de carbono, maderas para el efecto estético, cuerdas de alto rendimiento, etc etc... en fin, exigir tirar con madera para que la cosa vaya a juego está un poco traído por los pelos. Que sí, que en competición la división de longbow sólo admite madera porque nos gusta tener arcos con tecnología moderna pero aspecto clásico y la flecha de madera le da muchos puntos, pero seamos honestos, la división longbow tiene de tradicional la silueta a contraluz en una puesta de sol. Así que usar flechas de carbono (evidentemente Sofía competiría en recurvo instintivo) no parece un gran delito visto en global. Aquí hay gente que dice "pues es verdad, pero el tiro con arco tiene también un componente estético que se valora" o "pero es que somos tan pocos en longbow, ojalá se animara a tirar con madera" y yo lo entiendo pero es que no nos podemos callar, tenemos que hacérselo saber a Sofía cueste lo que cueste.
  • Y en cuanto al agarre apache, aquí ya Sofía está condenada. A Julián se le ve como un tipo listo, pero a Sofía se le tacha de tramposilla. Es ridículo. Obviamente en el tiro con arco afortunadamente no puedes simplemente "pagar para ganar", es decir, no sucede que el que tiene el mejor equipo y más adaptado tenga garantizado resolver mejor un lance, pero es cierto que si acumulas una serie de ayudas, la cosa se puede llegar a notar bastante. ¿Por qué entonces nos ponemos cual Inquisición con el agarre apache o un anclaje muy elevado? ¿Quién es dueño de la pureza cuando hay tantas variables a nuestra disposición?

IMG_20180725_201158
Angela y su Mollegabet (arco del mesolítico) con flechas diseñadas hasta el más mínimo detalle para sacarle partido a esas 25 libras, una estampa intachable que en realidad está llena de contradicciones ¿qué más da?

Para más inri, cada vez más gente se está sumando al tiro con arco. No vienen en oleadas pero sí que se nota que la cosa va claramente a más. ¡Lo notamos Angela y yo y solo llevamos 5 años! Y esta gente viene de nuevas, sin complejos y sin tener que rendir culto a estilos concretos. Y hablo aquí de todas las edades, no os imaginéis solo a los millenials. Llegan, hacen su curso de iniciación, les explican la técnica de base y a confiar en que se queden unos añitos. Y la gente se busca sus fórmulas para progresar. Nos hartamos de decir que el tiro con arco es sobre todo una lucha constante contra uno mismo, una historia de superación personal, pero a veces nos gusta que la gente se supere a sí misma "como yo lo hice en su día" o "como yo creo que es lo correcto" y, claro, es cuanto menos risible...

Concluyo ya esta diatriba. Simplemente quería compartir que a veces nos obsesionamos con el aspecto externo de algo y nos vemos casi moralmente obligados a cuestionarlo sin caer en la cuenta de que el tiro con arco es mucho más rico y complejo que lo exclusivamente visual y cada vez lo va a ser más. De aquí a diez años no solo habrá cambiado la tecnología disponible, también habrá cambiando la normativa en competición de formas que ahora ni sospechamos y por supuesto que nos interesa influir en lo que valoremos pero también adaptarnos y dar la bienvenida a más gente a la afición.

Un chascarrillo final ¿os imagináis un arquero que despierta de un coma de 15 años y se pusiera a despotricar porque la gente usa flechas de carbono en lugar de flechas de aluminio? Seguramente le miraríamos con cierta condescendencia (después de confirmar que no es arquero cazador, ¡claro! que ya sabemos lo problemático que es el carbono ahí)

Nota: la imagen de la cabecera corresponde al curso de Monitor Nivel 1 que actualmente curso como continuación al de Monitor RFETA y en donde ya os digo que la prioridad que nos marcan es hacer más afición, punto.

Actualiación 31/07/2018: dice Alejandro Martín, de ArcoDos, que la polémica sobre el carbono y el aluminio para caza es mucho más compleja y que los datos y las guerras comerciales en el pasado no han ido siempre de la mano.